Títeres y circo: un viaje por las escuelas del mundo

Como ya habrás leído en un post anterior Sergio y yo soñamos con un proyecto de vida en el que poder combinar nuestro Plan A y B desde que nos conocimos. Aún sin tener la decisión tomada del todo, sin saber si contaríamos con sponsors ni tener de antemano los contactos, elaboramos un ambicioso proyecto que nos permitiera viajar con un proyecto educativo por diferentes escuelas y actuar a la vez.

¡Fórmate con Naranjarte!

Desde que acabé el trabajo de fin de grado allá por el 2014, encaminándolo a tesis, siempre soñé con tener una muestra mucho más significativa que la de algunos colegios en Madrid y entrevistas a titiriteros británicos y españoles, así como profesores y profesionales del sector educativo.

En los veranos que solíamos dedicar a hacer festivales aprovechaba para entrevistar a los titiriteros que encontraba por el camino y a algún profesor también.

Durante mi Master en Reino Unido sobre el Arte de los títeres y marionetas y un curso intensivo de éste mismo aplicado a la educación y la terapia, fui agrandando esa futura tesis, con nuevas lecturas, pruebas de títeres, espectáculos y por supuesto entrevistas.

El caso es que, además de comprobar a diario el valor educativo del títere en el aula de mi escuela en Madrid,  seguía soñando con poder demostrar este valor a mayor escala y centrarme en la enseñanza  de una lengua (específicamente inglés, pero abierta a ampliarlo a cualquier lengua extranjera). Para ello, además de la fundamentación teórica con la que ya contaba y seguía ampliando, necesitaría poder comparar con alumnos de distintos cursos de primaria, en diferentes partes del mundo.

Nadie dijo que fuera fácil, pero tampoco imposible, ¿no?, y aunque no suelo tirarme faroles (los que me conocen saben que peco de lo contrario), me aplico la máxima de “quien algo quiere algo le cuesta” y así voy a por ello con constancia y determinación.

Todo este deseo de investigación y apuesta por una metodología tan analógica en un mundo tan digital, supuso no sólo un reto, sino un sueño que no quería que se quedara en el valor utópico que generalmente denotan los sueños.

Por supuesto, esta determinación y crecimiento personal fue posible siempre (y sigue siéndolo) por el apoyo de Sergio a mi lado que compartía el mismo deseo de intentar vivir con nuestro arte, sobre todo desde hacía un tiempo que venía el cuerpo pidiéndonoslo a gritos.

Así pues, después de todo el estrés madrileño de los últimos meses, cogimos un avión a Helsinki, Finlandia, para empezar nuestro proyecto. Sí, así es, lloré en el avión de emoción (y mientras escribo estas palabras casi sigo haciéndolo…jaja…qué boba soy y qué felicidad más tremenda siento ;))

En Septiembre de 2017 comenzamos nuestra vuelta al mundo con un proyecto educativo de títeres y circo en la enseñanza de una lengua y una gira mundial con nuestra compañía Naranjarte.

Salimos teniendo confirmadas algunas escuelas en Finlandia, Indonesia y Australia, no está mal ¿no? y a día de hoy que estás leyendo esto, sobra decir que nuestros planes iniciales cambiaron, ¿cómo no?, y como suele ocurrir con los cambios inesperados fueron para mejor.

Nuestra estancia en cada colegio consiste en una duración ideal de tres días. Comenzamos con una semana, pero la realidad y ritmo de las aulas nos ha hecho ajustarnos a 3 días.

  • Fase 1 – observación. Como bien te imaginas, este día vamos únicamente de mirones a las aulas. Tomamos notas, nos presentamos y hacemos una primera toma de contacto con los alumnos específicamente durante su clase de Inglés. Normalmente observamos de 2 a 3 clases de diferentes cursos de primaria. Teniendo en cuenta lo que anotamos (metodología, actividades y momento de la programación que se encuentran (es decir, lo que están estudiando en el momento) diseñamos cuidadosamente la clase del día siguiente.
  • Fase 2 – práctica. Este día nosotros somos los profesores.  Impartimos clase a los mismos grupos de primaria que hemos observado el día anterior. Damos una clase específica teniendo en cuenta las características del grupo y su nivel académico. La clase es enteramente en inglés, atendiendo al desarrollo de las 4 habilidades (L, S, R, W). Apostamos por una metodología basada en el uso de títeres y circo.
  • Fase 3 – show. Por último, como intercambio (¡ese trueque que tanto me gusta!) y como una manera de agradecer a la escuela, realizamos un espectáculo. El show es de 15’ y empleamos títere de hilo (marioneta), esferas de contacto (contact juggling) y algo de acrobacia.

Por si no lo has hecho aún, en la parte de arriba puedes ver un video que resume nuestro paso por escuelas del mundo desarrollando nuestro proyecto y si sabes de alguna escuela interesante en nuestra ruta compártelo con nosotros.

Puedes dejarnos un comentario y, por supuesto, hablar de esta innovación educativa a otros educadores, amigos, familia…

Difunde y ayúdanos a seguir creciendo y a llevar la magia de los títeres y el circo a otros rincones del planeta.

Te contamos todo esto porque nos apasiona lo que hacemos, porque creemos en un mundo mejor y nos creemos responsables del granito de arena que podemos aportar en educación, porque somos docentes vocacionales y no “vacacionales”.

¡Fórmate con Naranjarte!

 

 

Quiero suscribirme a la newsletter, llevarme la guía gratuita de regalo y estar al día con la investigación docente y el proyecto mundial de Naranjarte